Construye un CUADRO con una LLAVE antigua




Una llave vieja y oxidada puede transformarse en un elemento decorativo superbonito si sabes cómo trabajarla para dejarla próximo. En este tutorial te mostramos cómo restaurarla y convertirla en un cuadro para tus paredes o muebles. ¡Atento al paso a paso!


¿QUÉ NECESITAS?

 Herramientas

 Dremel Lite

 Tijeras

 Materiales

 Adhesivo instantáneo

 Cartulina

 Llave oxidada

 Marco de fotos

 Pegamento en barra

 Rotulador permanente


CÓMO HACER UN CUADRO CON UNA LLAVE RESTAURADA

1. PREPARA LA HERRAMIENTA

Acuérdate de cargarla antes de ponerte a trabajar para que todo sea muchísimo más práctico.


2. LIMPIA EL ÓXIDO DE LA LLAVE

Usa el cabezal amolador para sacar la primera cubierta de óxido de la llave vieja. Luego, cambia de punta a otra que te permita llegar a las ubicaciones de complicado ingreso como surcos o esquinas.


Luego, cambia de punta a otra que te permita llegar a las ubicaciones de complicado ingreso como surcos o esquinas. Este cabezal es un cepillo de acero al carbono con el que tendrás la posibilidad de llegar con exactitud a las ubicaciones más complejas.



Al final, para ofrecerle un acabado especial y el toque final de brillo, utiliza un disco y un producto particular de pulido, ¡impecable! Esta clase de cabezal lo puedes utilizar en materiales como plástico, acero, latón… ¡incluso en oro!




3. FORRA LA BASE DEL MARCO

Utiliza un papel decorativo que disfrutas, ¡incluso papel de regalo! Va a ser la base del cuadro para tu llave vieja y te va a servir para adornar. Recórtalo a la medida y pégalo con algo de pegamento en barra.




4. FIJA LA LLAVE

Utiliza algo de adhesivo multimaterial para pegar la llave en la base del marco.





5. ADORNA EL CUADRO

Para ofrecerle el toque final al cuadro, puedes adornar con un reducido letrero pintado a mano que irá justo debajo de la llave. Nosotros lo hicimos así:




¡Ya tienes tu llave vieja encuadrada en un cuadro! Bonito, ¿verdad? ¡A nosotros nos encanta!


Publicar un comentario

0 Comentarios