Manual en PDF; Estos son los componentes de una INSTALACIÓN SOLAR Fotovoltaica


En esta oportunidad te explicamos los puntos más relevantes sobre el autoconsumo de energía solar fotovoltaica de forma clara e intuitiva. La energía solar fotovoltaica es la producción de electricidad a través de la radiación solar, proceso denominado efecto fotovoltaico, que se consigue mediante paneles solares fotovoltaicos. 

La energía solar generada por los paneles solares se convierte a través de un sistema llamado inversor y se inyecta en la unidad, donde esta energía limpia es consumida directamente por la unidad.

Los paneles fotovoltaicos están compuestos por células fotoeléctricas, hechas de silicio puro, y contienen impurezas de ciertos elementos químicos, como el boro y el fósforo.

Las celdas fotovoltaicas son sistemas que utilizan la radiación óptica como fuente de luz y son capaces de producir una corriente de 1,9 a 3,9 amperios y un voltaje de 0,45 a 0,47 voltios.

Estas células fotovoltaicas se montan en serie en paneles o módulos solares para obtener una tensión adecuada. Una parte de la radiación incidente se pierde generalmente por reflexión y la mayor parte por transmitancia, y el resto es capaz de provocar saltos de una capa a otra, generando una corriente proporcional a la radiación incidente.

Existe una capa muy fina llamada antirreflejo, que aumenta la eficiencia de la célula.

Los principales elementos de un sistema fotovoltaico son: Los paneles solares fotovoltaicos están formados por células fotovoltaicas, dispositivos semiconductores móviles que generan electricidad a partir de la radiación solar.




Las baterías son un dispositivo opcional, pero se recomienda que cuando haya un exceso de energía quede transmita a las baterías y cuando no haya suficiente energía, dos paneles solares, las baterías y la red eléctrica proporcionen la energía necesaria para que la instalación funcione correctamente.

Conociendo los principales elementos para el funcionamiento de una instalación fotovoltaica, vamos a ver las fases de la instalación.

En primer lugar, se monta una estructura que soporta los distintos módulos fotovoltaicos en una estructura diseñada específicamente para la orientación y el ángulo de inclinación particulares del generador fotovoltaico.

No hay proceso siguiente, se instalan paneles solares fotovoltaicos.

Una de las partes más importantes de una instalación fotovoltaica para conseguir la máxima eficiencia de este sistema es la correcta orientación de los dos paneles respecto al sol, una orientación más afecta directamente a la producción de kilovatios.

Por último, todos los elementos mencionados anteriormente están conectados e interconectados. Una vez instalado un sistema de energía solar fotovoltaica, todo son ventajas. La principal fuente que produce esta energía es inevitable. Al tratarse de una energía renovable, podemos afirmar que es una gran economía que viene sólida para el usuario.

Veamos un ejemplo: Una casa típica con instalación automática para la producción de 4kW, o desembolso será de 8 mil euros sin baterías y 15 mil con baterías.

Según los estudios, esta inversión se recupera en 4 o 5 años. La energía fotovoltaica de contaminación cero ofrece el máximo respeto al medio ambiente.





Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente